Copyright 2018 - José Luis Zapata

VENTAJAS DE LA ACUPUNTURA COREANA

Hace más de diez años que me dedico a la acupuntura. Durante todos estos años he tenido la oportunidad, unido a mi interés por conocer distintos tipos de acupuntura, tanto china, japonesa y coreana, de trabajar y experimentar los efectos de los diferentes sistemas de acupuntura. Y aunque no destacaría de entre estos sistemas a uno como el mejor - ya que todos los sistemas de acupuntura bien realizados son buenos- sí que hay un sistema que me ha cautivado por su profunda comprensión de los textos clásicos y por su eficacia inmediata, esa es la acupuntura Coreana.

A día de hoy la acupuntura Coreana es una gran desconocida. Todos lo sistemas de acupuntura están basados en los textos clásicos como el Neijing, Nanjing, Suwen, Ling Shu, Shan han Lun, etc. Hay sistemas que por circunstancias políticas y/o sociales, como por ejemplo en China, hacen que tengan una interpretación más occidentalizada de los textos clásicos, siendo la acupuntura Coreana uno de los pocos sistemas de acupuntura que conservan aún en su teoría y práctica un visión mas clásica y original de los textos clásicos,

El objetivo de la acupuntura es regular energía y sangre dentro del meridiano. Algunos sistemas de acupuntura están basados en síndromes y por tanto en la sintomatología del órgano no del meridiano. Ésta es una gran diferencia con la acupuntura Coreana, que se centra en la sintomatología del meridiano en concreto de su vacío, plenitud, energía y sangre, que es donde actuamos con la acupuntura, haciéndolo de más fácil comprensión, más preciso en la evaluación y por lo tanto consiguiendo un tratamiento más acertado, reduciendo la cantidad de puntos y agujas y con efectos más rápidos.

Otra gran diferencia que he encontrado en la acupuntura Coreana con respecto al resto es en el diagnóstico, donde cabe destacar su gran desarrollo y profundo conocimiento en el pulso, jugando un papel muy activo a la hora de seleccionar los puntos a tratar, además de la palpación de los puntos de acupuntura y los meridianos.

En acupuntura se estudia los 28 tipos de pulsos. Este sistema de evaluación es el más difícil de aprender por su complejidad a la hora de interpretar los diferentes tipos de pulsos, dependiendo mucho de la habilidad del acupuntor y de su destreza al sentir si un pulso es rugoso, filiforme, corto, cuerda, etc. Se necesitan años de práctica y sobre todo un buen Maestro que nos guíe en este arte a través de sus manos.

En mi caso tuve la gran suerte de estudiar durante tres años con el Maestro Song Dal Yong. Durante esos tres años nos guió de forma rigurosa en esta práctica a través de sus pacientes. El Maestro Song Dal Yong les tomaba el pulso, luego nos hacía que se lo tomáramos nosotros y nos preguntaba a cada uno qué habíamos sentido. Posteriormente nos corregía a cada uno de nosotros haciéndonos tomar de nuevo el pulso al paciente y, a través de sus manos, nos guiaba en la forma correcta de tomarlo, nos explicaba lo que él había sentido y lo que debíamos observar. Por último, trasladábamos toda esta información a la práctica y veíamos como el dolor de esa persona cambiaba al instante. Considero que si no es de esta manera, es muy difícil llegar a ser un experto en el diagnóstico del pulso.

Es por eso que es a través del pulso por donde vamos a detectar qué órgano o víscera se encuentra en vacío o plenitud, si tiene afectado su aspecto de Qi o sangre y su relación con los diferentes meridianos. Todo esto, junto con la sintomatología del meridiano y la anamnesis, hace que sea una acupuntura de alto nivel.

También es importante mencionar dos sistemas de acupuntura Coreana que se diferencian del resto y que hacen que su conocimiento nos haga ser más preciso en la evaluacióny más concreto en el tratamiento, seleccionando los puntos más adecuado para ese persona en su caso, utilizando muy pocas agujas mayoritariamente en un sólo lado del cuerpo. Estos son el sistema Saam y el sistema de cuatro constituciones de Dr. Lee Jae Ma:

El primero desarrollado por un monje coreano hace mas de 500 años, llegó a un entendimiento de la teoría de los 5 elementos de una forma mucho mas profunda y dinámica. La acupuntura Saam se basa en los conceptos tradicionales de yin-yang, cinco elementos, ZangFu (vísceras y órganos), qi y meridianos. El tratamiento de acupuntura Saam no se puede separar de estos puntos de vista. En particular, implica la aplicación de los cinco puntos shu de acuerdo con los ciclos de creación , control, sometimiento y contrasometimiento de la teoría de cinco elementos. Por lo tanto no sólo se tiene en cuenta el meridiano afectado, sino que se mira la relación del meridiano afectado con los otros meridianos, como hemos dicho anteriormente basándonos en la anamnesis, pero sobre todo en el pulso. Esto hace que hagamos un tratamiento y evaluación más preciso y acorde con la condición de esa persona en ese momento en concreto, por lo que con muy pocas agujas y puntos, conseguiremos unos resultados mucho más efectivos.

El otro sistema es el del Dr. Lee Jae Ma. Este sistema basa su evaluación y tratamiento según la constitución de la persona que tiene desde su nacimiento, es decir, se ve qué órgano está más fuerte y cuál más débil, que hacen que la persona tenga unas características tanto físicas y mentales que son innatas en esa persona desde su nacimiento. Por ejemplo: hay personas que son más anchas de cintura y más estrechas de hombros, o al contrario, más anchas de hombros y más estrechas de cintura, o rectas, es decir, que tienen tanto los hombros como la cintura igual de desarrollados. Éstas son características congénitas de la persona desde que nacen y que no cambian en la vida. Se puede moldear, pero su tendencia será siempre la misma. Como nos decía el Maestro Song Dal Yong: “El eje de la Tierra no es perfecto, es decir, no es totalmente recto, tiene su inclinación, pues las personas que vienen a este mundo también tienen su inclinación”.

Sabiendo cuál es su defecto de nacimiento, podemos saber de dónde viene su problema y ser más concretos, ver si el problema se ha desarrollado desde su órgano más fuerte o el más débil. Por lo que el tratamiento, tanto con acupuntura, fitoterapia, alimentación, ejercicios, hábitos de vida, etc., serán únicos y personalizados para esa persona y su condición. El Dr. Lee Mae Ja, se dió cuenta de que dos personas con el mismo problema, cuando le mandaba el mismo remedio, no siempre funcionaba y, después de releer los texto clásicos, llego a la conclusión de que cada persona tiene una constitución de nacimiento, por tanto los tratamientos deben ser acorde a su constitución. Por eso vemos a menudo que las recetas de puntos funcionan muy bien en algunos casos y otros no, siendo la misma patología y sintomatología.

Es importante no guiarse de las recetas y ser capaces de seleccionar tratamientos de forma más personalizada según el estado de esa persona. Una forma de conseguirlo es conociendo estos dos sistemas de acupuntura, dos potentísimas herramientas para realizar tratamientos de un alto nivel con no más de 4 a 8 agujas, obteniendo mejores resultados, incluso en condiciones que antes eran difíciles de tratar.

f t g m